El mejor calzado para mi bebé

Mi bebé ya camina!

Hola mamis y papis alternativos, deseo estén muy bien.
El post que publicaré a continuación se trata de “que zapatos elegir cuando mi bebé empiece a caminar” decidí escribir sobre este tema porque mi bebé ya ha empezado a caminar y ha llegado muchísima información a mis oídos; que si ponle zapatos Mickeys, que si zapatos duros, que si zapatos blandos, que andar descalzo le hará su pie ancho, entre otras cosas…

Ayer por la tarde me puse a leer en distintas páginas webs y ver videos en dónde los expertos hablan sobre los mejores zapatos para los bebés en esta etapa de su desarrollo, lo primero que vi y que por cierto me ENCANTÓ fue esto:  “Lo ideal si están en casa es que no lleven zapatillas ni zapatos, que vayan descalzos (si es que no hace mucho frío), porque el pie está diseñado para ello (por eso tiene tantísimos huesos que permiten una adaptación al terreno) y porque como están aprendiendo, cuanta más sensibilidad tengan mejor” por otra parte; en todas las páginas que visité encontré que: necesita un zapato que proteja la planta del pie ya que el zapato es un medio de protección, no es un elemento que permita al niño caminar mejor o peor, por lo tanto, el zapato debe permitir que el pie se mueva lo más naturalmente posible. Preferentemente comprarle un zapato con suela más gruesa y blanda para que el movimiento natural del pie sea posible. En cuanto a la talla: debe de ser la adecuada para su edad, mínimamente grande para que le dure (al menos un pulgar).

Muchas personas me han dicho que le compre zapatos de botita porque dan mayor soporte al pie, inclusive así lo pensaba yo, sin embargo me encontré con una investigación en la cual descubrí que “si es bota o zapato alto, llega a impedir el movimiento natural del tobillo (articulación tibio-peroneo-astragalina). Al caminar debemos tener libre dicha articulación” (les recomiendo leer la investigación, pincha aquí para leerla), comentan que el soporte lo brinda la madurez corporal del bebé y que forzarlo o “ayudarle” con un zapato duro es sumamente incómodo para él. Además, señala que “para quien piense que el tobillo del niño de un año es débil y debe reforzarse, añadiré que aún le debilitaremos más si le acostumbramos a llevar un armazón que lo sujete: lo que mantiene la estabilidad del tobillo son en primer lugar los músculos y después los ligamentos. Estaremos en un error si por mantener intactos los ligamentos (que el niño no se tuerza el pie) lo que hacemos es anular la importante acción muscular, llevando un calzado que impide el movimiento” 
¿Qué tal eh? Interesante…

Por otra parte, algo que me sorprendió fue saber que los zapatos ortopédicos no sirven para NADA! ¿cómo la ven? Pueden ver el siguiente video:


video


Si te preocupa que tu bebé tenga pie plano, que tenga las piernas curveadas y que sus pies se vayan hacia adentro al caminar déjame decirte una cosa: ES COMPLETAMENTE NORMAL! Según los expertos el arco del pie comienza a formarse después de los 2 años y medio y que la curvatura o “piernas arqueadas” así como caminar con los pies hacia adentro también es natural… ningún “zapato ortopédico” va a “curar” a tu bebé y si se corrige o no es cuestión genética.
Me quedo muchísimo más tranquila y segura para elegir el calzado que utilizará Nicolás ahora que empieza a caminar.
Me despido de ustedes deseándoles tengan un excelente día y muy lindas vacaciones.

EN RESUMEN

CONSEJOS PARA COMPRAR UN CALZADO INFANTIL:
            -el zapato debe dejar libre la articulación del tobillo (subir y bajar el pie)
            -el zapato debe ser flexible. Debemos poder doblar la parte de delante de la suela fácilmente hacia arriba con la mano.
            -el tamaño del zapato debe ser lo bastante ancho y largo para que permita el movimiento de los dedos y que éstos no lleguen a tocar por delante el final del zapato por dentro. Dibujar y recortar en caso de duda el contorno del pie del niño en un cartón o papel y comprar luego un zapato en el que quepa bien esa silueta.
            -los materiales deben ser lo más naturales posible para que permitan la transpiración de los pies: piel, cuero, corcho, algodón (lona), etc.
            -el modelo más adecuado es un zapato que se adapte bien al pie, es decir con cordones o velcro en el empeine. Las chanclas, zuecos o marquesitas no son recomendables, entre otras cosas porque la percepción de que el zapato se sale a cada paso obliga a los dedos a un trabajo extra de “agarre” innecesario.

            Nota: a pesar de haber elegido un calzado correcto, no se debe olvidar que los zapatos y zapatillas son sólo para unas horas del día. En casa los pies deben estar todavía más libres: calcetín o similar sería suficiente para los más pequeños del hogar (solamente para mantener calientes los pies).

Con amor, Kachy <3


FUENTES


1 comentarios: